Con esta guía pretendemos simplificar y aclarar los primeros cuidados de tu cachorro. Estamos en una etapa crucial en la salud de nuestro pequeño amigo y es muy importante no descuidar ningún aspecto para que crezca sano y fuerte.

Alimentación
El crecimiento del cachorro es un periodo crítico para su futuro que va a marcar en gran parte su salud en la etapa adulta, por eso es importante alimentarle con una comida de calidad y equilibrada.
Los cachorros deben comer 3 veces al día, mañana, medio día y noche. Es importante que no le dejes la comida puesta todo el día, déjasela 20 ó 30 minutos y luego retírasela, así se acostumbrará a realizar comidas y su aparato digestivo trabajará mucho mejor.

Sobre todo recuerda que los perros son diferentes de nosotros y no pueden comer lo mismo que los humanos. No deberías ceder nunca a darle de nuestra comida, pero sobre todo ten cuidado con algunos alimentos que pueden ser realmente perjudiciales para él como el ajo, la cebolla o el chocolate.

Ten siempre un bebedero con agua limpia a disposición de tu cachorro.

Desparasitación
La desparasitación en los animales es muy importante, tanto externa (contra pulgas, garrapatas, mosquitos..) como interna (lombrices, tenias..)

Para la desparasitación externa se utilizan productos en pipeta, en spray o en collares. Su frecuencia de aplicación suele ser de 1 vez al mes salvo los collares que duran hasta 6 meses.

Los parásitos internos se pueden transmitir a través de las pulgas, heces de otros perros, aguas estancadas, carne cruda o poco cocinada, etc. Por eso es importante desparasitarlos a lo largo de toda su vida.

Vacunación

A partir del mes de vida del cachorro las defensas transmitidas por la madre empiezan a caer y entra en una etapa llamada “vacío inmunitario” en el que es muy sensible a los virus. Cada cachorro llega a casa a una edad determinada y algunos ya con alguna dosis de vacunas por eso es mejor hacer una tabala de vacunas individual según sus necesidades.

Identificación por microchip

En la Comunidad Valenciana es obligatoria por ley la identificación por microchip de los perros. El microchip es una pequeña cápsula del tamaño de un grano de arroz que se deposita mediante una inyección debajo de la piel del cuello. Es totalmente inocuo para el animal y muy útil si nuestro pequeño se pierde o alguien intenta robarlo.

Educación
Nunca es demasiado pronto para empezar con la educación de tu cachorro. Hay una norma básica: Nunca dejes hacer al cachorro algo que de adulto no va a poder hacer, si ahora le dejas dormir en la cama y dentro de 2 meses no, el no va a entender que ocurre y no sabrá como comportarse, esa norma sirve para todo, lo que si no se puede hacer no se hace NUNCA.

Utiliza una orden seca y firme para cuando el cachorro haga algo mal, un NO suele ser muy efectivo, de la misma manera prémiale con una caricia o una golosina siempre que haga algo bien.

Higiene
No es recomendable bañar al cachorro hasta que no haya completado su tabla de vacunación, hasta entonces puedes utilizar toallitas o jabón en seco. Pero si es importante que le acostumbres desde pequeño a sus cuidados de higiene: cepillado, limpieza de ojos y oídos, limpieza de dientes…

Una vez que terminemos sus vacunas es importante que lo bañes con una frecuencia y un champú adecuado a su tipo de pelo. Nunca utilices tu champú!!. Su piel es muy diferente y puedes causarle problemas de grasa, caspa, sequedad…